¿Qué es una alimentación saludable?

¿Qué es una alimentación saludable?

Llevar una dieta saludable no se trata de limitaciones estrictas, mantenerse delgado de manera poco realista o privarse de los alimentos que más le gustan. Más bien, se trata de sentirse bien, tener más energía, mejorar su salud y mejorar su estado de ánimo.

La alimentación saludable no tiene por qué ser demasiado complicada. Si se siente abrumado por todos los consejos conflictivos sobre nutrición y dieta, no está solo. Parece que por cada experto que te diga que una determinada comida es buena para ti, encontrarás otro que diga exactamente lo contrario. La verdad es que, si bien se ha demostrado que algunos alimentos o nutrientes específicos tienen un efecto beneficioso sobre el estado de ánimo, lo más importante es su patrón dietético general. La piedra angular de una alimentación saludable debería ser reemplazar los alimentos procesados ​​con alimentos reales siempre que sea posible. Comer alimentos que se acerquen lo más posible a la forma en que la naturaleza los preparó puede marcar una gran diferencia en su forma de pensar, ver y sentir.

Con estos sencillos consejos, podrá superar la confusión y aprender a crear, y seguir, una dieta sabrosa, variada y nutritiva que es tan buena para su mente como para su cuerpo.

Fruta

Las frutas frescas, congeladas o enlatadas son excelentes opciones. Pruebe frutas más allá de las manzanas y los plátanos como el mango, la piña o el kiwi. Cuando la fruta fresca no esté en temporada, pruebe una variedad congelada, enlatada o seca. Tenga en cuenta que las frutas secas y enlatadas pueden contener azúcares o jarabes añadidos. Elija variedades de frutas enlatadas envasadas en agua o en su propio jugo.

Verduras

Agregue variedad a las verduras asadas o al vapor con una hierba como el romero. También puede sofreír verduras en una sartén antiadherente con una pequeña cantidad de aceite en aerosol. O pruebe verduras congeladas o enlatadas para un acompañamiento rápido, simplemente cocine en el microondas y sirva. Busque verduras enlatadas sin sal, mantequilla o salsas cremosas agregadas. Para variar, pruebe una verdura nueva cada semana.

Alimentos ricos en calcio

Además de la leche descremada y descremada, considere los yogures descremados y descremados sin azúcares añadidos. Estos vienen en una variedad de sabores y pueden ser un excelente sustituto del postre.

Carnes

Si su receta favorita requiere freír pescado o pollo empanizado, pruebe variaciones más saludables horneando o asando a la parrilla. Tal vez incluso pruebe frijoles secos en lugar de carnes. Pregúntales a tus amigos y busca en Internet y revistas recetas con menos calorías; ¡te sorprenderá descubrir que tienes un nuevo plato favorito!

Alimentos reconfortantes

La alimentación saludable tiene que ver con el equilibrio. Puede disfrutar de sus comidas favoritas, incluso si tienen un alto contenido de calorías, grasas o azúcares añadidos. La clave es comerlos solo de vez en cuando y equilibrarlos con alimentos más saludables y más actividad física.

Algunos consejos generales sobre alimentos reconfortantes:

  • Cómelos con menos frecuencia. Si normalmente come estos alimentos todos los días, reduzca a una vez a la semana o una vez al mes.
  • Come cantidades más pequeñas. Si su comida favorita con más calorías es una barra de chocolate, tenga un tamaño más pequeño o solo la mitad de una barra.
  • Prueba una versión con menos calorías. Use ingredientes bajos en calorías o prepare la comida de manera diferente. Por ejemplo, si su receta de macarrones con queso incluye leche entera, mantequilla y queso con toda la grasa, intente rehacerla con leche sin grasa, menos mantequilla, queso bajo en grasa, espinacas frescas y tomates. Solo recuerde no aumentar el tamaño de su porción.