Lluvia de ideas

Beneficios de trabajar y estudiar

Algunos estudiantes pueden decidir trabajar mientras obtienen un título o certificado profesional. Algunos estudiantes buscan oportunidades de empleo que les ayuden a prepararse para la vida después de la graduación. Entender los beneficios de trabajar como estudiante puede ayudarte a decidir si quieres obtener un título y trabajar simultáneamente. 

¿Por qué trabajan los estudiantes?

Hay una variedad de razones por las que los estudiantes necesitan estudiar y trabajar, incluyendo la obtención de experiencia profesional para ayudarles a prepararse para su carrera después de la graduación y para ganar su propio dinero para que puedan aprender a presupuestar y pagar sus gastos de forma independiente

Mientras que las circunstancias económicas de algunos estudiantes pueden obligar a trabajar mientras cursan sus estudios, otros pueden buscar oportunidades profesionales por la formación práctica en la industria y el desarrollo de habilidades que pueden recibir fuera de sus estudios.

Jovenes platicando

Algunos pueden buscar un puesto relacionado con su especialidad, mientras que otros pueden trabajar en una industria no relacionada. Independientemente del trabajo que soliciten, todos los estudiantes pueden desarrollar sus conexiones profesionales y aprovechar las habilidades prácticas trabajando además de ir a la escuela.

Beneficios para los estudiantes que trabajan

Hay varias razones por las que puedes decidir buscar un trabajo mientras estás estudiando. Aquí una lista de las ventajas de los estudiantes que trabajan que debes tener en cuenta:

1. Ganar dinero extra

Como estudiante, puedes optar por trabajar para beneficiarte de unos ingresos adicionales que te permitan pagar los estudios, los libros u otros gastos relacionados con la vida estudiantil. Aunque las universidades no exigen que pagues los préstamos estudiantiles hasta la graduación, puedes decidir ahorrar tus ingresos para pagar tu deuda estudiantil. 

2. Buscar oportunidades para establecer contactos

Muchos estudiantes pueden decidir buscar empleo mientras estudian por las oportunidades de establecer contactos que pueden ofrecer los lugares de trabajo. La creación de redes puede permitir a los estudiantes conocerse, crear conexiones y desarrollar relaciones profesionales o amistades que podrían beneficiarles cuando busquen oportunidades profesionales en el futuro.

3. Ganar experiencia profesional

Un aspecto valioso de trabajar mientras se estudia es la experiencia profesional que se adquiere al mismo tiempo que se cursa la carrera. Si decides encontrar unas prácticas o un trabajo a tiempo parcial relacionado con tu especialidad o con el sector en el que planeas entrar tras la graduación, esta experiencia puede ayudarte a formarte para tu carrera a largo plazo. 

Esta experiencia puede enseñarte a cumplir un horario, a trabajar con clientes y consumidores o a actuar como un valioso miembro de un equipo de marketing o diseño. Independientemente de tu función profesional, el puesto puede contribuir a tu historial laboral y ayudarte a construir un currículum sólido.

4. Desarrollar habilidades transferibles

Mientras que algunos estudiantes universitarios obtienen prácticas relacionadas con el campo que les interesa, otros pueden trabajar en el sector de los servicios o en el comercio minorista. Estas estrategias de empleo pueden ayudar a los estudiantes a desarrollar habilidades transferibles que luego pueden enumerar en su currículum o CV y discutir en una carta de presentación. 

Jovenes preparandose para trabajar

Encontrar un empleo relacionado con tu formación académica puede prepararte con técnicas y habilidades relevantes para la carrera que planeas seguir. Sin embargo, hay una variedad de habilidades que los puestos no relacionados con la industria pueden enseñarte también. Algunas habilidades transferibles son

  • Comunicación verbales
  • Liderazgo
  • Colaboración y trabajo en equipo
  • Gestión del tiempo