10 tips para aprender más rápido

10 formas de aprender más rápido

Si bien es bueno pensar que puede abrirse camino hacia el éxito, siempre que intente lograr un gran objetivo, como iniciar y hacer crecer un negocio, las habilidades importan.  A quién conoces es ciertamente importante. Pero lo que sabe y lo que puede hacer es mucho más importante. Lo que significa que cuanto más rápido aprenda, más éxito podrá tener.

Así que vamos directamente. Aquí hay diez formas, respaldadas por la ciencia, para acelerar el proceso de aprendizaje.

1. Diga en voz alta lo que quiere recordar.

Las investigaciones muestran que, en comparación con leer o pensar en silencio, el acto de hablar es un “mecanismo bastante poderoso para mejorar la memoria para la información seleccionada”.

Según los científicos , “el aprendizaje y la memoria se benefician de la participación activa. Cuando agregamos una medida activa o un elemento de producción a una palabra, esa palabra se vuelve más distinta en la memoria a largo plazo y, por lo tanto, más memorable”.

En resumen, mientras que ensayar mentalmente es bueno, ensayar en voz alta es aún mejor.

2. Tome notas a mano, no en una computadora.

Investigaciones muestran que escribir a mano sus notas significa que aprenderá más. Curiosamente, tomar notas a mano mejora tanto la comprensión como la retención, posiblemente porque se ve obligado a poner las cosas en sus propias palabras para mantenerse al día.

3. Divida sus sesiones de estudio.

Las investigaciones muestran que la “práctica distribuida” es una forma mucho más eficaz de aprender. Imagine que quiere concretar su discurso de inversor. Una vez que haya redactado su discurso, revíselo una vez. Luego, tómese unos minutos para hacer correcciones y revisiones. Luego, aléjese durante unas horas, o incluso durante un día, antes de repetir el proceso.

¿Por qué funciona la práctica distribuida? La “teoría de la recuperación de la fase de estudio” dice que cada vez que intenta recuperar algo de la memoria y la recuperación es más exitosa, esa memoria se vuelve más difícil de olvidar. Si repasas tu discurso repetidamente, gran parte de tu presentación sigue siendo lo más importante … lo que significa que no tienes que recuperarlo de la memoria.

4. Ponte a prueba. Mucho.

Existen estudios que muestran que el autocontrol es una manera extremadamente eficaz para acelerar el proceso de aprendizaje. En parte, eso se debe al contexto adicional creado; Si se pone a prueba y responde incorrectamente, no solo es más probable que recuerde la respuesta correcta después de buscarla, también recordará que no la recordaba.

Así que no se limite a ensayar su presentación. Ponte a prueba en lo que viene después de tu introducción. Ponte a prueba enumerando los cinco puntos principales que quieres destacar. Intente recitar estadísticas clave, estimaciones de ventas o proyecciones de flujo de efectivo …

5. Cambie su forma de practicar.

Repetir cualquier cosa una y otra vez con la esperanza de dominar esa tarea no solo evitará que mejore lo más rápido posible, sino que en algunos casos puede disminuir su habilidad.

Es decir, debe practicar lo que quiere aprender de distintas formas. Imagínese exponiendo el discurso frente al público, hágalo de forma normal, después descase un poco y nuevamente inténtelo, pero esta vez dígalo más rápido, descanse y repítalo nuevamente pero ahora mas lento y siga modificando las condiciones.

Puede extender el proceso a casi cualquier cosa. Si bien es claramente efectivo para aprender habilidades motoras, el proceso también se puede aplicar para aprender casi cualquier cosa.

6. Haga ejercicio con regularidad.

Este estudio muestra que el ejercicio regular puede mejorar la memoria. Otro estudio de la Universidad de McMaster  encontró que los períodos de ejercicio de alta intensidad son buenos para el estado físico y la memoria: el ejercicio resultó en mejoras significativas en la memoria de alta interferencia. (La interferencia ocurre cuando información similar se interpone en el camino de la información que está tratando de recordar).

El ejercicio también resultó en un aumento de una sustancia química llamada BDNF (factor neurotrófico derivado del cerebro), una proteína que respalda la función, el crecimiento y la supervivencia de las células cerebrales.

7. Duerma más.

El sueño es cuando ocurre la mayor parte del proceso de consolidación de la memoria. Es por lo que incluso una siesta corta puede mejorar su memoria.

En un estudio, los participantes memorizaron tarjetas ilustradas para probar la fuerza de su memoria. Después de memorizar un juego de cartas, se tomaron un descanso de 40 minutos y un grupo durmió una siesta mientras el otro grupo permanecía despierto. Después de la pausa, ambos grupos fueron probados en su memoria de las tarjetas. El grupo de sueño se desempeñó significativamente mejor, reteniendo en promedio el 85 por ciento de los patrones en comparación con el 60 por ciento de los que permanecieron despiertos.

Los investigadores también han descubierto que la falta de  sueño  puede afectar su capacidad para memorizar nueva información y consolidar cualquier recuerdo a corto plazo que haya creado.

8. Aprenda sucesivamente varios temas.

En lugar de bloquear (enfocándose en un tema, una tarea o una habilidad durante una sesión de aprendizaje) aprenda o practique varios temas o habilidades sucesivamente.

El proceso se llama intercalado: estudiar conceptos o habilidades relacionados en paralelo. Y resulta que el entrelazado es una forma mucho más eficaz de  entrenar tu cerebro  (y  tus habilidades motoras ).

9. Enseñe a alguien más.

Algunas investigaciones demuestran que es definitivamente cierto que aquellos que enseñan aceleran su aprendizaje y retienen más.

Incluso pensar que necesitará enseñarle a alguien puede hacer que aprenda de manera más efectiva. Según los investigadores, “cuando los profesores se preparan para enseñar, tienden a buscar puntos clave y organizar la información en una estructura coherente. Nuestros resultados sugieren que los estudiantes también recurren a este tipo de estrategias de aprendizaje eficaces cuando esperan enseñar”.

10. Construir sobre cosas que no sabe.

Relacionar algo nuevo con algo con lo que está familiarizado se llama aprendizaje asociativo. No la forma de aprendizaje asociativo del perro de Pavlov, sino el tipo en el que aprendes la relación entre cosas aparentemente no relacionadas.

¿Necesitas aprender algo nuevo? Trate de asociarlo, al menos en parte, con algo que ya sepa. Entonces solo tienes que aprender las diferencias o matices. Y podrá aplicar un contexto más amplio, lo que ayudará con el almacenamiento y la recuperación de la memoria, a la nueva información que aprenda.