Estudiar con precaución

Cómo conseguir ayudas universitarias

En la actualidad puede valer la pena más que nunca que los estudiantes negocien con las universidades para obtener una mejor beca o un apoyo educativo de menor interés, esto porque todos los días se buscan perfiles que puedan destacar entre todos.

La pandemia de coronavirus ha dejado a muchas familias con dificultades económicas. Más de la mitad de los estudiantes de último año tienen un padre o tutor que ha perdido el trabajo, ha sido despedido o ha sido despedido durante esta época difícil, según una nueva encuesta de la empresa de investigación de mercado Art & Science Group. Más de una cuarta parte de estos estudiantes afirman que la universidad que eligieron ya no es asequible. 

Sin embargo, las universidades también están preocupadas por sus inscripciones de Agosto, que probablemente disminuirán. Muchas de ellas ya han ampliado el día de decisión para los estudiantes de primer año hasta junio o más tarde.

Estudiante con cuidados

Eso significa que las universidades pueden estar más dispuestas a decir “sí” a las solicitudes de más ayuda financiera y becas universitarias para estudiantes nuevos o para los que regresan, dijo Shannon Vasconcelos, que trabaja con los estudiantes de primer año y sus familias como directora de finanzas universitarias en Bright Horizons College Coach. También es la antigua subdirectora de ayuda financiera de una prestigiosa universidad en México.

“Yo recomendaría a casi todo el mundo que volviera a las universidades que les interesan y pidiera más dinero”, dijo.

¿Vale la pena ir a la universidad? 

Los estudiantes de secundaria se enfrentan a una nueva realidad. El dinero les quita el sueño, sin embargo, estos movimientos pueden aliviar la tensión, pues escuelas públicas como éstas ganan popularidad en medio de Covid-19, sin embargo, quedar seleccionado es un proceso muy difícil y no para la mayoría de estudiantes.

“Lo peor que puede hacer una universidad es decir: ‘No, lo sentimos, no tenemos más dinero para ti'”, añade Vasconcelos. “No van a anular su decisión, no te van a quitar el dinero que ya te dieron”.

De hecho, Vasconcelos ha notado tanto un aumento en la cantidad de dinero que se concede en las apelaciones como una disposición por parte de las universidades que nunca han negociado en el pasado a hacerlo ahora.

Hay diferentes tácticas para conseguir más dinero, dependiendo de si se trata de ayuda financiera basada en la necesidad o de becas basadas en el mérito.

¿Es correcto pedir más ayuda financiera?

Las decisiones de ayuda financiera se tomaron para la clase de primer año entrante sobre la base de los niveles de ingresos de 2018. Para solicitar más fondos, se puede presentar nueva información no incluida en la solicitud original.

Vasconcelos dijo que las razones más comunes son:

  • Pérdida de empleo
  • Un golpe a sus ahorros desde que completó la solicitud
  • Gastos médicos elevados
  • Mantenimiento de un pariente anciano o de un familiar en el extranjero
  • Gastos médicos o de atención adicionales para un niño con necesidades especiales
  • Matrícula de un instituto privado para un hermano menor
  • Ganancias de capital en acciones en 2018 que no se repitieron
  • Ya no recibe la manutención de los hijos que obtuvo en 2018
  • La deuda de los padres por préstamos estudiantiles
  • Para presentar la apelación, lo primero que debes hacer es ir a la página web de la escuela y ver si hay un formulario oficial de apelación.

Si no hay un formulario, envía un correo electrónico a la oficina de ayuda financiera de la escuela, explicando la situación y lo que ha cambiado desde que llenaste tu solicitud inicial de ayuda financiera. Pídeles que consideren la posibilidad de conceder una ayuda adicional en vista de las nuevas circunstancias.